ZOEA Mallorca quiere agradecer a Tarcy y su grupo de belgas por su sentido del humor y simpatía durante los días que han estado buceando con nosotros. Era genial encontrarlos cada mañana en la puerta del centro dispuestos a poner sus equipos a remojo.

Esperamos poder volver a verles pronto en nuestro centro de buceo con sus rebreather. Padres ayudando a sus hijos, mujeres ayudando a sus maridos…, era sencillamente una gran familia pasándolo bien con nosotros.